Aída, una periodista madura, progresista y culta, con varios fracasos sentimentales a sus espaldas, vive obsesionada con encontrar los restos de su abuelo, desaparecido durante la Guerra Civil, y eso la lleva a reconstruir la historia de su familia, los Montañés, desde principios del siglo xx. Con ella rememora la vida en u na comarca de la cuenca minera asturiana, donde el marqués de Comillas ejerció el paternalismo industrial, consiguiendo que esa zona permaneciera como una burbuja ajena e impermeable a los movimientos obreros de la época. Mientras Aída rescata la memoria de su extraña familia en la casa de Pomar, conoce a Bruno Baña, un actor del que se enamora y con el que mantiene una difícil y perturbadora relación, que no es ajena a su propio proceso vital: frente a quienes piensan que es mejor dejar las cosas en sus días, se opone el empeño por recuperar el pasado que aflora en las fosas que la Ley de Memoria Histórica va descubriendo.

Mi cesta de la compra

0 Productos 0,00
Comprar
Volver
DEJAR LAS COSAS EN SUS DIAS
DEJAR LAS COSAS EN SUS DIAS

DEJAR LAS COSAS EN SUS DIAS

CASTA¥ON,LAURA

Editorial: ALFAGUARA
EAN: 9788420414072

Categorías:

18,50€

Solicitar

Descripción

Aída, una periodista madura, progresista y culta, con varios fracasos sentimentales a sus espaldas, vive obsesionada con encontrar los restos de su abuelo, desaparecido durante la Guerra Civil, y eso la lleva a reconstruir la historia de su familia, los Montañés, desde principios del siglo xx. Con ella rememora la vida en u na comarca de la cuenca minera asturiana, donde el marqués de Comillas ejerció el paternalismo industrial, consiguiendo que esa zona permaneciera como una burbuja ajena e impermeable a los movimientos obreros de la época. Mientras Aída rescata la memoria de su extraña familia en la casa de Pomar, conoce a Bruno Baña, un actor del que se enamora y con el que mantiene una difícil y perturbadora relación, que no es ajena a su propio proceso vital: frente a quienes piensan que es mejor dejar las cosas en sus días, se opone el empeño por recuperar el pasado que aflora en las fosas que la Ley de Memoria Histórica va descubriendo.