En esta amplia conversación con el periodista Luigi Geninazzi el cardenal Angelo Scola aborda, junto con los aspectos centrales de su itinerario vital, la trayectoria y situación de la Iglesia y de la sociedad europea en el último medio siglo. El libro, que desvela una mirada realista a la par que esperanzada, está jalonado de numerosos recuerdos personales y colectivos. Son particularmente significativos los diálogos sobre los tres últimos papas, en los que el cardenal Scola relata su amistad con Juan Pablo II --quien le nombra obispo con solo cuarenta y nueve años--, o la transición del papado de Ratzinger --al que le liga una intensa amistad intelectual desde la aventura de Communio-- al de Bergoglio. No se eluden tampoco ciertas situaciones delicadas, tales como su «proclamación» como candidato principal en el cónclave de 2013 por parte los medios de comunicación. A lo largo de este rico fresco de anécdotas y reflexiones se va desplegando una pregunta crucial: ¿dónde está la Iglesia hoy? Entre los que reducen el cristianismo a una simple religión civil y los que proponen un retorno «puro» al evangelio, el cardenal Scola indica una tercera vía: «Se trata de reconocer que la fe posee un irrenunciable valor antropológico, social y cosmológico, cuyas implicaciones deben ser, personal y comunitariamente, objeto de profundización y de propuesta para todos».

Mi cesta de la compra

0 Productos 0,00
Comprar
Volver
HE APOSTADO POR LA LIBERTAD
HE APOSTADO POR LA LIBERTAD

HE APOSTADO POR LA LIBERTAD

Subtítulo: Autobiografia

ANGELO SCOLA

EAN: 9788490559536

Categorías:

23,00€

Solicitar

Descripción

En esta amplia conversación con el periodista Luigi Geninazzi el cardenal Angelo Scola aborda, junto con los aspectos centrales de su itinerario vital, la trayectoria y situación de la Iglesia y de la sociedad europea en el último medio siglo. El libro, que desvela una mirada realista a la par que esperanzada, está jalonado de numerosos recuerdos personales y colectivos. Son particularmente significativos los diálogos sobre los tres últimos papas, en los que el cardenal Scola relata su amistad con Juan Pablo II --quien le nombra obispo con solo cuarenta y nueve años--, o la transición del papado de Ratzinger --al que le liga una intensa amistad intelectual desde la aventura de Communio-- al de Bergoglio. No se eluden tampoco ciertas situaciones delicadas, tales como su «proclamación» como candidato principal en el cónclave de 2013 por parte los medios de comunicación. A lo largo de este rico fresco de anécdotas y reflexiones se va desplegando una pregunta crucial: ¿dónde está la Iglesia hoy? Entre los que reducen el cristianismo a una simple religión civil y los que proponen un retorno «puro» al evangelio, el cardenal Scola indica una tercera vía: «Se trata de reconocer que la fe posee un irrenunciable valor antropológico, social y cosmológico, cuyas implicaciones deben ser, personal y comunitariamente, objeto de profundización y de propuesta para todos».